BLOG

Endpoint. Definición y Funcionamiento

¿Has leído alguna vez hablar del término endpoint? Si tienes una empresa, seguro que te preocupa tu ciberseguridad, puesto que tendrás una gran cantidad de datos que querrás proteger de posibles atacantes. En ese caso, y para estar libre de posibles amenazas, no hay nada como conocer cuáles son tus endpoints. Sigue leyendo, porque te vamos a contar todo lo que debes saber sobre ellos.
Miguel Barbancho

Miguel Barbancho

ilustración de un endpoint

Qué es un endpoint

Comencemos por lo más básico: un endpoint es un dispositivo, una aplicación o una API (interfaz de programación de aplicaciones) que tiene conexión directa a internet, que actúa como punto final de una comunicación. Pueden ser ordenadores de sobremesa, portátiles, smartphones, tablets, estaciones de trabajo, cámaras de vigilancia, altavoces inteligentes… Todos aquellos terminales que se encuentran conectados a una red interna y, a la par, a internet.

¿Dónde radica la importancia de estos endpoints?, puede que te estés preguntando. Pues es muy sencillo: son puntos de entrada vulnerables, a través de los cuales cualquier malware puede infectar la red completa de la empresa. Es precisamente por eso por lo que es importante no solo conocer cuáles son estos endpoints y tenerlos bajo control, sino también mantener el antivirus totalmente actualizado.

Los ciberdelincuentes tienden a atacar estos endpoints porque son las mejores puertas de entrada al resto de dispositivos. Además, se encuentran fuera de la seguridad de esa red interna, ya que se conectan a internet, y dependen de los propios usuarios para mantenerse totalmente protegidos. Por desgracia, esto da pie al posible error humano y, por tanto, al robo de información. Y este robo puede suponer pérdidas incluso millonarias para las empresas. La mejor manera de evitar esto es adelantarse al problema y proteger estos endpoints.

💡 Qué es XDR (Detección y Respuesta Extendidas)

Tipos de Endpoints y sus funcionalidades específicas

Los endpoints son dispositivos conectados a una red que actúan como puntos finales para comunicarse y transmitir datos. Existen varios tipos de endpoints, cada uno con funcionalidades específicas y roles particulares en el entorno de red. Algunos de los tipos de endpoints más comunes incluyen:

  • Computadoras de Escritorio y Portátiles: Son los dispositivos más comunes y versátiles utilizados como endpoints. Ofrecen una amplia gama de funcionalidades, desde el procesamiento de datos hasta la conexión a internet y la ejecución de aplicaciones empresariales.
  • Teléfonos Inteligentes y Tabletas: Estos dispositivos móviles también se consideran endpoints. Proporcionan acceso a redes y aplicaciones, lo que permite a los usuarios trabajar de forma remota y acceder a los recursos empresariales desde cualquier lugar.
  • Servidores: Aunque a menudo se consideran como nodos centrales de una red, los servidores también pueden actuar como endpoints cuando se conectan directamente a otras redes o dispositivos para compartir recursos y datos.
  • Dispositivos IoT (Internet de las Cosas): Estos incluyen una amplia gama de dispositivos como cámaras de seguridad, sensores, dispositivos médicos, entre otros, que se conectan a la red para recopilar datos y automatizar procesos.
  • Impresoras y Dispositivos Periféricos: Estos endpoints se utilizan para la impresión, escaneo y otras tareas periféricas. A menudo, están conectados a la red para permitir el acceso compartido a los recursos de impresión.

Cada tipo de endpoint tiene sus propias funcionalidades específicas y niveles de seguridad que deben ser considerados al implementar estrategias de protección. La diversidad de endpoints en una red hace que la gestión de la seguridad sea un desafío, ya que cada dispositivo puede representar un punto de acceso potencial para amenazas cibernéticas. Es fundamental comprender las características y funcionalidades únicas de cada tipo de endpoint para implementar medidas de seguridad efectivas y proteger adecuadamente la red empresarial.

Gestión de Endpoints

La gestión eficaz de endpoints es crucial para mantener la seguridad y el rendimiento de la infraestructura de TI en cualquier organización. Esta gestión incluye el monitoreo, mantenimiento y protección de todos los dispositivos finales que se conectan a la red corporativa. Las herramientas y estrategias de gestión de endpoints modernas ofrecen automatización para realizar actualizaciones de software, aplicar parches de seguridad, y administrar políticas de uso, todo desde una plataforma centralizada. Esto no solo mejora la seguridad sino que también aumenta la eficiencia operativa al reducir el tiempo y los recursos necesarios para el mantenimiento manual.

Si necesitas ayuda, no dudes en contactar con SmallTec

Seguridad de Endpoint

La seguridad de endpoint se refiere a las prácticas y soluciones tecnológicas diseñadas para proteger los dispositivos finales de una red (como computadoras, teléfonos móviles y servidores) de una amplia gama de amenazas. Estos dispositivos son puntos de entrada comunes para ataques y brechas de seguridad, por lo que es fundamental implementar capas robustas de protección. Esto incluye la instalación de software antivirus y antimalware, firewalls, y la adopción de prácticas de seguridad como la autenticación multifactor. Además, una política de seguridad sólida y la educación continua de los usuarios son esenciales para prevenir ataques y minimizar riesgos.

Ejemplos de endpoint

Para ver de forma mucho más gráfica qué es un endpoint, vamos a poner unos cuantos ejemplos. Porque, de esta manera, te será más fácil entender qué es y qué dispositivos de tu empresa pueden ser un endpoint.

  1. En primer lugar, hemos de hablar de los conocidos como endpoint de red. Es decir, todos aquellos dispositivos que se conectan tanto a nuestra red de empresa como a internet de forma externa. Smartphones, ordenadores, portátiles, tablets… Y otros en los que quizá no caemos en un primer momento, como dispositivos inteligentes.
  2. Tras esto, están las conocidas como API, que ya hemos mencionado. Son URL que permiten a los trabajadores acceder a la red desde el exterior y que, por tanto, también deben protegerse porque se pueden considerar puntos débiles. Además, no podemos olvidar que vivimos en plena era del trabajo remoto. Son cada vez más las empresas que se abren a este tipo de trabajo y que, por tanto, necesitan prestar especial atención a su seguridad.

Para hacer un breve resumen, un endpoint sería el hardware que tienes para conectarte a la red, la propia estructura en la nube, y, por supuesto, todos los dispositivos que haya conectados a internet. Y es imprescindible detectarlos para poder protegerlos de la mejor forma.

Problemas de seguridad más comunes en un endpoint

Son muchos los ataques que pueden sufrir estos endpoints, por desgracia. Los más comunes son los siguientes:

  1. Malware y virus: pueden ser infectados con cualquier tipo de virus. Lo normal es que estos entren a través de descargas que no sean seguras, de sitios webs que pudieran estar comprometidos o incluso de archivos adjuntos en el correo electrónico.
  2. Phising: por supuesto, los ataques de suplantación de identidad son una posibilidad a través de estos endpoints. Los ciberdelincuentes pueden buscar robar datos para, de esa manera, tener acceso a cuentas, tarjetas de crédio o cualquier otro tipo de información.
  3. Acceso no autorizado: mediante un endpoint, podría acceder personal no autorizado a nuestra red interna. Para evitar esto, lo mejor es pedir una doble autenticación, algo que ya hacen muchas empresas. De esta manera, nadie no autorizado tendrá acceso a nuestros datos o sistemas.
  4. Explotación de vulnerabilidades: estos endpoints suelen ser, como ya hemos señalado, puntos débiles.

Si hay un software desactualizado, o si el antivirus no está activo de la forma correcta, los atacantes podrían aprovechar para entrar en nuestro sistema. Y esto supondría un problema muy grave, así como el hecho de que toda nuestra información estaría expuesta a estos ciberdelincuentes.

Por todo esto, es de vital importancia proteger todos nuestros endpoints. No solo realizar un cifrado completo de la información, sino protegerlos con antivirus, con doble autenticación y analizar cada poco tiempo todos los dispositivos. Esto es especialmente importante, puesto que es mediante estos análisis que se podrá llevar a cabo un diagnóstico mucho más preciso.

Si te preocupa tu ciberseguridad, te recomendamos contactar siempre con profesionales para que sean ellos los que se encarguen de gestionarla. Solo así estarás totalmente seguro de que la información de tu empresa está libre de ataques. Y aquí es dónde entramos nosotros. Ponte en contacto con SmallTec para resolver este y otros problemas de seguridad en tu empresa.

▶️ Qué son los keyloggers

¿Necesitas un Endpoint?

Ponte en Contacto con Nosotros

COMPARTE

BLOGS

Te puede interesar